T. S. Norio: Del hielo y los circos

Norio ACParece chiste, pero no: hay una ciudad en Noruega donde está prohibido morirse. Se llama Longyearbyen, está en la isla de Spitsbergen, en pleno Ártico, cuenta con 2.000 habitantes y en invierno alcanza temperaturas de -50º C. Allí está la Bóveda del Fin del Mundo, un almacén subterráneo construido a prueba de todo donde se almacenan semillas de miles de especies en previsión de que sirva un día de almáciga para la humanidad o lo que venga. Allí se encontraron hacia 1950 cadáveres en perfecto estado de revista de la pandemia de influenza de cuarenta años antes, lo que permitió elaborar una vacuna contra la enfermedad. Salió en la prensa, y peña por doquier empezó a irse allí al jubilarse o al enfermar, con la idea de que al morir el cuerpo se conservase congelado en el cementerio hasta que se encontrase remedio para lo suyo. Con lo que la municipalidad acabó prohibiendo la muerte y los entierros en la isla. Si algún insurrecto palma, retiran el cuerpo enseguida en una avioneta grúa y le dan cauce administrativo al cobro de las tasas del arrastre y de la multa.

Y es que lo congelado empieza a ser cool. Según augurios muy científicos, en medio siglo la temperatura media de nuestro rentable planeta se habrá disparado y los casquetes polares se desharán hasta desaparecer, las cámaras frigoríficas se habrán hecho enormes, se conservarán congeladas las pistas de nieve, los glaciares, los helados de fresa, los centro de interpretación de los carámbanos, surgirán nuevos nichos de negocio, las ágiles corporaciones se lanzarán a la congelación de rayos de sol y de los horizontes con una megasupertecnología de la repera, y ya es un escenario barajable que acaben nuestros nietos viviendo en una descomunal cámara frigorífica con un dinámico mercado de más y más cámaras frigoríficas dentro.
Siga leyendo

Ucrania, la tragedia de un país entre dos bloques

El enfrentamiento civil y militar en Ucrania es un peligroso factor de desestabilización mundial. Foto / Ricardo Marquina.

El enfrentamiento civil y militar en Ucrania es un peligroso factor de desestabilización mundial. Foto / Ricardo Marquina.

Carlos Franganillo / Periodista (Ucrania). En menos de seis meses Ucrania ha vivido una protesta pacífica, una revolución sangrienta que ha depuesto a un presidente elegido en las urnas, la pérdida de una parte estratégica de su territorio, una contrarrevolución armada, una guerra de baja intensidad localizada en el Este y unas elecciones presidenciales. La turbulenta historia reciente del país ha cambiado Ucrania para siempre y la ha convertido en el epicentro de un profundo cambio en las posiciones estratégicas de Rusia y Occidente. Desde Moscú, la cadena de acontecimientos se interpreta como una agresión planificada por Washington y Bruselas para debilitar los intereses rusos en lo que considera su zona de influencia. Desde Estados Unidos y Europa acusan a Rusia de obstaculizar la voluntad de millones de ucranianos y de desestabilizar el país, anexionándose Crimea primero, y armando y coordinando a los rebeldes en la Ucrania rusófona después.

Pero a pesar de las simplificaciones y la propaganda de ambos bandos, la crisis ucraniana es de una enorme complejidad y en ella coinciden varios procesos que se solapan y se confunden. Siga leyendo

Liberbank, relaciones peligrosas en Toledo

Cristina Iglesias entre autoridades castellano-manchegas inaugurando su proyecto en Toledo, costeado en parte por Liberbank. Foto / Fundación El Greco 2014.

Cristina Iglesias entre autoridades castellano-manchegas inaugurando su proyecto en Toledo, costeado en parte por Liberbank. Foto / Fundación El Greco 2014.

Luis Feás Costilla / Periodista. Si bien es cierto que la nueva Ley de Cajas de Ahorros y Fundaciones Bancarias no cita una sola vez la palabra cultura, también lo es que es un término sobrevenido y ligado desde siempre a los fines sociales de las Cajas de Ahorros, que siempre han ejercido esa labor de apoyo y refuerzo del entramado cultural que existe en el ámbito de sus competencias. Incluso algunas de las Cajas que están adaptándose a la nueva legislación, como es el caso de La Caixa de Barcelona, ya han redactado unos estatutos de su futura Fundación Bancaria en los que se especifica muy claramente que entre sus fines está el “fomento y desarrollo” de obras “culturales”, con expresa incidencia en “su obra benéfica, cultural, social y de asistencia”. Claro que esta entidad catalana siempre se ha distinguido por su especial delicadeza a la hora de trabajar los aspectos culturales, con los CaixaForum de Barcelona y Madrid como referencia para el resto de las Cajas de Ahorros.

Menos claro parecen tenerlo en Cajastur. Siga leyendo

Las malas maneras de Cajastur

El Palacio Revillagigedo de Gijón, único centro cultural activo de Cajastur. Foto / MLXXII.

El Palacio Revillagigedo de Gijón, único centro cultural activo de Cajastur.
Foto / MLXXII.

El cierre abrupto y sin previo aviso de los centros de mayores que Cajastur tenía en Mieres, Oviedo, Gijón, Avilés y Langreo demuestra no solo el desmantelamiento de la Obra Social y Cultural de esta caja de ahorros transformada en banco, según era previsible, sino la confirmación de sus malas maneras, que han provocado malestar y la movilización de vecinos y usuarios.

En los dos últimos meses, en que Cajastur se ha convertido precipitadamente en fundación bancaria, se ha nombrado patrono, a propuesta de la Junta General del Principado y con el voto del PP y el PSOE, al presidente de Liberbank, Manuel Menéndez, y se ha despedido a la única trabajadora que quedaba en la Obra Cultural, a la que durante años se acosó laboralmente, como cuenta el reportaje que ATLÁNTICA XXII publicó en su número 33 del pasado mes de julio y que ahora reproducimos íntegramente.

El nombramiento de Menéndez incumple con claridad la nueva ley de cajas de ahorros, que establece que la condición de patrono de la fundación es “incompatible” con el desempeño de cargos equivalentes en el grupo bancario, aunque con el subterfugio de una disposición transitoria. Siga leyendo

Avilés, vista por un ciego

Una manifestación en Avilés en favor del Centro Niemeyer cuando asumió el Gobierno asturiano Foro Asturias. Foto / Eloy Alonso.

Una manifestación en Avilés en favor del Centro Niemeyer cuando asumió el Gobierno asturiano Foro Asturias. Foto / Eloy Alonso.

Omar Ramos / Animador sociocultural. El pasado mes de agosto asistí en el Palacio de Valdecarzana a la presentación del libro titulado Avilés, una ciudad entre dos crisis. Actores locales y estrategias de revitalización, de José Prada Trigo, geógrafo e historiador. La ausencia in extremis del autor obligó a Celso Díaz Villalón, editor y propietario de Azucel, a echar mano del castrillonense Iván Muñiz, licenciado en Geografía e Historia por la Universidad de Oviedo, para hacer la introducción que luego completó el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Avilés, Román Álvarez. Había recomendado a mis contactos en Facebook asistir a esta presentación por dos razones: una era por la importancia de la última producción editorial de Azucel, ya que Celso se retira de este noble oficio de hacer libros, y cierra así un largo ciclo de casi doscientos libros publicados. Y la segunda era porque me pareció interesante tener un estudio objetivo sobre la realidad del territorio de Avilés.

Pero la presentación a cargo de Iván Muñiz ya fue el anuncio de una hagiografía sobre el poder fáctico en la ciudad. Siga leyendo

Sin perder el Norte

El Parlamento Escocés está en la capital, Edimburgo. Foto / Bernt Rostand.

El Parlamento Escocés está en la capital, Edimburgo. Foto / Bernt Rostand.

Aunque no falten tensiones y temores, el referéndum sobre la independencia de Escocia del próximo jueves 18 de septiembre es un ejemplo de la madurez democrática de los británicos. Gran Bretaña puede perder el Norte, pero los escoceses nunca, opten o no por un Estado propio. La Monarquía está fuera del debate y no corre peligro.

Claudia Lorenzo / Periodista. Siga leyendo

Mojarse para financiar al partido

Joaquín Fernández, que trabajaba para Aquagest, cuando fue detenido en Avilés por su implicación en el Caso Pokémon. Foto / Mara Villamuza.

Joaquín Fernández, que trabajaba para Aquagest, cuando fue detenido en Avilés por su implicación en el Caso Pokémon. Foto / Mara Villamuza.

Daniel Ripa / Investigador en Psicología Social y del Trabajo. En 1996, 25.000 ovetenses rechazaban en un referéndum popular que Aqualia se hiciera con el agua municipal (ya gestionaba la limpieza y basuras desde 1982 y después se haría con el cementerio y la grúa). No serviría de nada y Aqualia, propiedad de FCC y presidida por las hermanas Koplowitz, se hacía con la concesión. Pero la sombra de la corrupción siempre la acompañó: “¿Qué hacían empresas de servicios comprando caballos en la yeguada de los hijos de Gabino de Lorenzo?”, se preguntaba en Diagonal Asturies el ex concejal de ASCIZ, Celso Miranda. Dieciocho años después, Aqualia gestiona el agua de 850 municipios del Estado. En Asturias, Langreo, Oviedo, Lena, Castrillón, Valdés, Aller, Piloña, Cabranes, Sariego, Llanera, Peñamellera Baja y Villaviciosa. El aterrizaje de la otra gran empresa del sector, Aguas de Barcelona-Aquagest, fue igual de ruidoso: 20.000 firmas contrarias, sin éxito, en Avilés. De los más de 1.000 municipios que gestiona (con 225 millones de euros en beneficios en 2011), una veintena son asturianos: Avilés, Corvera, Llanes, Grao, Cangas del Narcea, Salas, Gozón, Tapia, Tineo, Vegadeo, Cudillero, Ribadesella, Cabrales, Cangas de Onís, Castropol, Coaña, Colunga, El Franco, Navia, Muros y Ribadedeva. Todas estas concesiones de Aquagest serán ahora investigadas a requerimiento de la jueza que lleva la instrucción de la concesión que obtuvo de la piscina municipal de Las Vegas (Corvera) y donde los pagos en negro de hasta 135.000 euros llevaron a la imputación del ex alcalde de Corvera, Luis Berlarmino Moro, y varios concejales del PP, USPC y ASIA. La gestión de las piscinas en Lena por la empresa rival (Aqualia) también fue polémica y el coste ascendió de los 70.000 euros anuales iniciales hasta los 150.000 en 2012. Siga leyendo

Cómo ganar la batalla del agua

El agua es en España un negocio controlado por algunas empresas. Foto / Carolina Gutiérrez.

El agua es en España un negocio controlado por algunas empresas. Foto / Carolina Gutiérrez.

Fernando Urruticoechea / Economista e interventor general municipal en el Ayuntamiento de Orihuela. El suministro público de agua potable a domicilio es un bien esencial y básico para una vida digna, por lo que no debería ser objeto de negocio por parte de los mercaderes del agua. En España, el servicio municipal de este bien básico está cayendo bajo el control de unas pocas empresas que, abusando de su singular interpretación del actual marco jurídico, y apoyándose en la intencionada falta de control público, así como el desconocimiento ciudadano de sus derechos, se han lanzado a saquear los bolsillos de los usuarios. Siga leyendo

ATLÁNTICA XXII y sus camisetas en las fiestas de San Mateo

El número 34 de ATLÁNTICA XXII, que acaba de salir al mercado, estará a la venta durante las fiestas de San Mateo de Oviedo en dos de los chiringuitos más populares, ambos situados en la céntrica plaza de Porlier. Se trata de El Rincón Cubano y el Pinón Folixa, el primero regentado por la asociación Isidoro Acevedo y el segundo por la que lleva el nombre del local.

También se pondrán adquirir las camisetas elaboradas por el artista Adolfo Manzano para la revista en esos mismos chiringuitos.

Las fiestas de San Mateo de Oviedo comienzan el viernes 12 de septiembre con el pregón del músico Víctor Manuel y concluyen el próximo día 21. El propio Víctor Manuel protagoniza los días 12 y 13 dos de los conciertos más esperados, con presencia de otros músicos amigos para celebrar los 50 años de carrera musical del artista asturiano. Las entradas se agotaron y a cada concierto asistirán 10.000 personas.

En otros conciertos actuarán entre otros Extremoduro, Nacho Vegas, Bad Religion, Kiko Veneno, Toli Morilla, Los Sabandeños y Toquinho.

Enrique Bueres, ganador del sorteo

Enrique Bueres Álvarez, residente en Madrid, es el ganador del sorteo entre suscriptores que se celebra con la salida de cada número de ATLÁNTICA XXII, en este caso el 34, que lleva una semana en los puntos de venta.

El premio consiste en una estancia de dos noches en el hotel Los Riegos, en el concejo asturiano de Casu, en pleno corazón del Parque Natural de Redes. El suscriptor ganador puede ir con un acompañante.

Tiene de plazo para disfrutar del premio hasta la salida del siguiente número, el 7 de noviembre, en que se organizará un nuevo sorteo.