28.000 euros en gps

Uno de los gps regalado por UGT Metal. Foto / Fernando Rodríguez.

Uno de los gps regalado por UGT Metal. Foto / Fernando Rodríguez.

Durante el XII Congreso de MCA-UGT Asturias, celebrado hace cuatro años en el Auditorio de Oviedo, los delegados se llevaron una buena sorpresa. Solo por acudir cada uno fue obsequiado con un gps modelo Garmin Nüvi, valorado entonces en unos 100 euros por unidad. A este congreso acudieron 280 delegados, por lo que el gasto del sindicato fue de 28.000 euros solo en estos “juguetes”.

Aquellos excesos de los tiempos de las “vacas gordas” eran frecuentes, aunque la opacidad del sindicato hace imposible aclararlos con rigor. En la celebración del centenario de MCA-UGT en el Auditorio de Oviedo hace un año el sindicato tiró la casa por la ventana. Donaire llegó a decir a sus colaboradores que disponía de un millón de euros para el evento, aunque ahora no recuerda el presupuesto, pero sí lo gastado oficialmente: 70.393 euros. Fuentes del propio sindicato dudan de esa cifra dada la espectacularidad de la celebración, con invitados cobrando sus dietas y alojándose en hoteles caros y un concierto de Víctor Manuel de cierre festivo.

Esas mismas fuentes hablan de gastos en comidas fuera de lo normal, viajes, hoteles de cinco estrellas y regalos múltiples como prácticas habituales, incluso cuando la crisis ya castigaba con dureza a los trabajadores a los que UGT representa. Donaire explica que, cuando viajaba a reuniones del sindicato en Madrid, solía alojarse en un hotel de cuatro estrellas aunque no por lujo sino “por comodidad, ya que está enfrente del sindicato”.

Justo Rodríguez Braga no se libra de este tipo de críticas, que afloran ahora en el sindicato. “Le encanta hacer actos grandes, escuelas de verano, reuniones de delegados en el Hotel Reconquista y todo ello con cierto lujo y elegancia, lo que supone elevados gastos”, dice un afiliado.

Todavía recientemente se celebraron en los locales de UGT en Oviedo unas jornadas de prevención con 40 invitados y el sindicato encargó un catering y un vino español para 100 personas.

PUBLICADO EN ATLÁNTICA XXII Nº 30, ENERO DE 2014

Deja un comentario