Almunia tiene razón con el tax lease que ideó Botín

Aunque el Gobierno del PP y su propio partido socialista no lo admitan públicamente, el comisario europeo de la Competencia Joaquín Almunia tiene razón sobre el llamado tax lease de la construcción naval, como se desprende de la reunión que ayer mantuvieron todas las partes afectadas con el ministro de Industria José Manuel Soria.

La pretensión de todos los reunidos (Gobiernos central y autonómicos de Asturias, Galicia y País Vasco, la patronal Pymar y los sindicatos UGT y CCOO) es “pasar página cuanto antes”, en palabras del consejero asturiano de Industria Graciano Torre. José Manuel Soria confirmó que España presentará recurso ante la UE contra la devolución de ayudas, pero a la vez sus técnicos ya han calculado que se trata de un monto inferior a los 2.000 millones de euros y no hay duda alguna de que se restituirá ese dinero cobrado indebidamente entre los años 2007 y 2011. El Ministerio no solicitará medidas cautelares.

Lo que no aclaró el ministro es quién devolverá esas ayudas de las que se beneficiaron bancos y grandes empresas españolas, como el Banco Santander, el Banco Popular, el Banco Pastor, Caixa Galicia, Caixanova, Inditex, Ferrovial, El Corte Inglés, Ikea, el Grupo Cortizo, Megasa, la Corporación Dermoestética o José Alberto Barreras.

El tax lease español del sector naval fue un complejo sistema ideado por Emilio Botín y sus técnicos del Banco Santander, según se informa en el número 28 de ATLÁNTICA XXII, que acaba de salir a la calle, en un detallado reportaje elaborado por Patricia del Gallo. El sistema, que permitió grandes desgravaciones fiscales declaradas ilegales, fue autorizado por los Gobiernos de José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy.

Deja un comentario