Condenan a Gregorio Morán, denunciado por un abogado de UGT

Gregorio Morán en Barcelona. Foto / Steven Forti.

Gregorio Morán en Barcelona. Foto / Steven Forti.

El periodista Gregorio Morán y La Vanguardia han sido condenados a pagar solidariamente 6.000 euros por atentar contra el honor del abogado de UGT-Asturias, Marcelino Suárez Baró, que los denunció por un artículo publicado el 19 de abril de 2014 en su sección “Sabatinas Intempestivas”. La sentencia está firmada por la jueza Coral Gutiérrez Presa, del Juzgado de Primera Instancia Número 4 de Oviedo.

El artículo que ocasionó la denuncia se titula “El reto periodístico de Xuan Cándano” y se refiere a la sanción que padeció en su trabajo en RTVE el director de ATLÁNTICA XXII, tras la publicación en la revista de un dossier sobre UGT-Asturias. La crónica de Morán se refiere al “Caso Cándano” e incide especialmente en el juicio celebrado por ello en Oviedo, al que asistió personalmente el periodista de La Vanguardia, desplazándose expresamente desde Barcelona. El “Caso Cándano” finalizó con el levantamiento de la sanción y una sentencia que incluía duras expresiones contra UGT y RTVE.

La condena a Morán de la jueza Gutiérrez Presa, miembro de Jueces por la Democracia, estima que dos expresiones referidas a Suárez Baró, abogado de UGT en el “Caso Cándano”, atentaban contra el honor del demandante. Se trata concretamente de las frases “pisó la sala de justicia como acusado de agresión y desacato a los agentes que le pillaron borracho perdido y a los que amenazó por sus contactos con las autoridades socialistas asturianas” y “algo echado en carnes”, ambas referidas a Suárez Baró.

En la sentencia la jueza estima que se trata de “un conflicto entre el honor y la libertad de expresión” y se inclina por una violación del primero, al entender que las expresiones utilizadas son ofensivas e innecesarias. Sin cuestionar que es cierta la condena judicial a Suárez Baró por los motivos expuestos por Morán en su artículo, cuando era gerente de Bomberos de Asturias, Gutiérrez Presa subraya la “total desvinculación” de las expresiones del periodista “con la opinión y la crítica que se está efectuando y, que, sin embargo, generan dudas sobre la honorabilidad de la persona del aquí demandante”.

Sin embargo la jueza rechaza la pretensión del demandante de condenar también a Morán por otros calificativos incluidos en el artículo, en el que se muestra a Suárez Baró como “absolutamente incompetente para el foro” y “dentro de toda sospecha”. En este caso en la sentencia se dice que no vulneran el derecho al honor  “pues, en definitiva, están directamente relacionadas con la actuación profesional sobre la que se está opinando y no exceden de la finalidad o intención crítica pretendida por el autor”.

La defensa de Morán consideraba que su artículo “está elaborado en el ejercicio de la libertad de opinión del demandado, no pudiendo extraerse de contexto expresiones utilizadas en tono jocoso o satírico”.

También se condena a las dos partes a publicar la sentencia en La Vanguardia, tanto en la edición escrita como en la digital. Los condenados han recurrido el fallo a la Audiencia Provincial de Oviedo. Suárez Baró solicitaba en su denuncia 30.000 euros.

En la sentencia de Gutiérrez Presa se hace alusión a otra denuncia de UGT contra el periodista de RTVE José Ramón Patterson, por salir en defensa de Xuan Cándano con el siguiente texto en Facebook: “Aprovecho para mostrar el profundo asco que me dan los miserables comemierdas de la UGT que lo denunciaron sin motivo”. La sentencia del sindicato socialista contra Patterson fue archivada, tanto por un Juzgado ovetense como por la Audiencia tras el recurso de la parte demandante.

El próximo mes de diciembre se verá en un Juzgado de Oviedo una denuncia contra ATLÁNTICA XXII del secretario general de MCA-UGT, Eduardo Donaire, que solicita 30.000 euros por informaciones aparecidas en la revista en el número del pasado mes de enero.

Deja un comentario