Dos directivos de RTPA declaran imputados por prevaricación

Cartel de la CSI sobre sus acciones judiciales en RTPA.

Cartel de la CSI sobre sus acciones judiciales en RTPA.

Dos directivos de RTPA, la radiotelevisión autonómica asturiana, declararon hoy como imputados ante la jueza Ana López Pandiella, del Juzgado de Instrucción Número 4 de Gijón, por la querella criminal del sindicato Corriente Sindical de Izquierdas (CSI) a causa de la externalización de servicios en beneficio de productoras privadas.

Los directivos son Manuel Castrillo, responsable de gestión y recursos humanos, y Ana Lada, secretaria general. Preguntados por la jueza sobre la externalización en RTPA, Castrillo contestó que no sabía la causa y Lada que esta empresa pública no cuenta con medios propios suficientes que eviten contrataciones privadas, según un portavoz de CSI.

La denuncia sindical por prevaricación se centra en la productora Teletemas, del empresario Luis Arias de Velasco, pero la CSI entiende que no es la única que podría tener que rendir cuentas por las contrataciones de las que se benefició. Y tampoco limita sus acusaciones a los dos directivos imputados, aunque son los únicos denunciados, porque CSI estima que la querella admitida a trámite podría ampliarse en función de las investigaciones judiciales y policiales.

En las declaraciones judiciales de hoy salió a colación un supuesto sobrecoste de 120.000 euros en un contrato de externalización.

En un comunicado público CSI aclara que ” lo que denunciábamos era que se estaban dilapidando recursos públicos a favor de un conglomerado clientelar de empresas cuyos contratos se adjudicaban a través de licitaciones muy opacas cuando no directamente a dedo, sin que contaran con infraestructura económica ni técnica para desarrollar el trabajo, perdiéndose cantidades desconocidas de dinero público por el camino a favor de determinados intereses muy concretos. La precariedad laboral, la temporalidad, los despidos y las amenazas fueron la garantía que permitió durante mucho tiempo mantener esta estructura sin que apenas diera problemas fuera del convento de las clarisas (sede de RTPA), para beneficio de empresarios sin escrúpulos afines al Gobierno de turno en ese momento”.“Nadie asumió responsabilidades por todo ello, salvo los trabajadores más indefensos que acabaron pagando el pato de la mala gestión y los recortes que se derivaron también a la plantilla de RTPA”, añade el comunicado.

Mientras el futuro de las externalizaciones se dilucida en un juzgado, el de la gestión política pasa por el parlamento asturiano o Junta General del Principado, donde PP y PSOE llegaron a un acuerdo para repartirse el poder en la RTPA, de cara a las elecciones del 24 de mayo. La oposición de Foro Asturias, Izquierda Unida y UPyD frustró una de las pretensiones de los dos partidos mayoritarios, que era formar ya un nuevo consejo de administración por un periodo de seis años, de manera que el control del PP y el PSOE quedase garantizado al margen de los resultados de las autonómicas de mayo.

El próximo 13 de este mes de marzo se celebran elecciones sindicales en RTPA. Compiten UGT, USO y CSI, porque CCOO decidió retirar su candidatura.

Deja un comentario