El “búnker” PP-PSOE se atrinchera ante el vendaval Cascos

Contenido para suscriptores. Redacción. Como aquellos restos del franquismo que resistieron a la muerte del dictador hasta que los barrió la democracia, el PSOE y el PP hacen frente, unidos en una indisimulada

Ilustración: Alberto Cimadevilla

Ilustración: Alberto Cimadevilla

«entente cordial», al vendaval de Francisco Álvarez-Cascos tras su victoria electoral en Asturias. El «parlamento de papel» que era en los años setenta la prensa antifranquista llamaba «búnker» a aquellos dirigentes del viejo régimen que se negaban a admitir el paso del tiempo y a prescindir de sus privilegios.

Si evidentes son los intereses económicos, y no sólo en la Cámara, que unen a socialistas y populares, ahora además tienen un enemigo político común.

Este contenido está disponible únicamente para usuarios registrados. Si ya tiene cuenta con nosotros, inicie sesión. Puede registrarse gratuitamente en Atlántica XXII rellenando el formulario que aparece a continuación.

Usuarios Existentes Entrar
   
Registro de Nuevo Usuario
*Por favor indique que ha leido y está de acuerdo con las Condiciones de Uso
*Campo Obligatorio