El director general de Cajastur, Felipe Fernández, es quien cobra 250.000 euros al año y no su vicepresidente, Santiago Martínez Argüelles

Manuel Menéndez y Felipe Fernández. Foto de Iván Martínez.

Manuel Menéndez y Felipe Fernández. Foto de Iván Martínez.

El director general de Cajastur, Felipe Fernández, es quien cobra al año 250.000 euros y no su vicepresidente Santiago Martínez Argüelles. En el reportaje que abre el último número en papel de ATLÁNTICA XXII sobre los sueldos de los directivos de Cajastur se publicó por error que su vicepresidente, Santiago Martínez Argüelles, ingresaba 250.000 euros al año, cuando su puesto es representativo dentro de los órganos de Gobierno de Cajastur y no recibe remuneración alguna, solo dietas por asistencia a las reuniones del Consejo de Administración en representación del Ayuntamiento de Gijón y que no superaron los 10.000 euros durante el año 2011, según la memoria de dicho ejercicio de la entidad de ahorro asturiana. Felipe Fernández es quien forma parte del equipo ejecutivo de Manuel Menéndez, siendo, además de director ejecutivo, adjunto a la presidencia.

La denominación de este último cargo fue lo que generó la confusión (vicepresidencia y presidencia adjunta) y motivó que se le asignaran en el reportaje a Martínez Argüelles unos emolumentos que no le correspondían y que generó un tenso debate en el pleno municipal celebrado el pasado viernes. Argüelles es el portavoz municipal del PSOE en el consistorio gijonés, institución fundadora de la Caja de Ahorros de Asturias y que siempre ha tenido cargos de representación en la misma.

La escasa transparencia de los datos relativos a las remuneraciones de los altos cargos de las cajas de ahorro dificulta la labor de investigación periodística que persigue dar a conocer a la opinión pública una información a la que son muy sensibles los ciudadanos en momentos de crisis como los actuales.

Deja un comentario