Justo Rodríguez Braga: “Tenemos demandas por una mierda de dinero que me limpio el culo con él”

Justo Rodríguez Braga, secretario general de UGT-Asturias. Foto / Mario Rojas.

Justo Rodríguez Braga, secretario general de UGT-Asturias. Foto / Mario Rojas.

La Justicia derribó este verano el ERE que UGT-Asturias aplicó a casi toda su plantilla de 70 trabajadores y condenó a su secretario general, Justo Rodríguez Braga, por amenazas y presiones al presidente del comité, Carlos Suárez Peinado. Entre las pruebas que Suárez Peinado aportó al juez, está la transcripción de una conversación que mantuvo con Rodríguez Braga, que le reprocha una supuesta deslealtad por declarar en demandas contra el ERE interpuestas por trabajadores del sindicato. Suárez Peinado, uno de los abogados de UGT-Asturias, es hijo de un ugetista mierense.

Esta es la transcripción de la conversación.

Justo Rodríguez Braga: -Después de hablar contigo Abel [Suárez González, secretario de organización de UGT-Asturias], queremos ver si resolvemos esto contigo y llegamos a algún arreglo, eh, queremos prescindir de tus servicios en la UGT. Nos hemos reunido la comisión ejecutiva ayer, hemos hablado de este tema, no gozas de nuestra confianza, creemos que aquí hay una especie de vendetta contra la UGT por tu parte, no lo entendemos, no lo entendemos. Aquí los servicios jurídicos funcionaban muy bien, y ahora están funcionando muy mal. El tema de Olga nos ha originado unos efectos colaterales tremendos. Tenemos la sospecha de que Olga sigue haciendo mucho daño a esta organización, porque hacer daño es mentir y mentir, tanto por los juzgados como por fuera de los juzgados, nosotros no somos aquí una organización rara, ni negreros, ni explotadores, ni nada… aquí creemos que tratamos a la gente muy bien, y no somos, no somos correspondidos, y aunque tenemos la confianza de 49.000 trabajadores afiliados y da la sensación de que no tenemos la confianza de algunos profesionales a los que yo creo que tratamos muy bien, y además no somos una empresa, somos una organización sensible a los problemas, y creemos que tu has quebrado esa confianza. No te hicimos ningún examen para entrar, tú entraste aquí, ya te lo dije, por tu padre, y por Dany, y eso está roto, está totalmente quebrado. Yo tengo a la organización muy jodida, porque esa sentencia nos ha humillado y todo por tus declaraciones.

Carlos Suárez Peinado: -Yo dije la verdad.

J. R. B.: -Esta señora ha fallado con tu verdad que no es la nuestra, nosotros tenemos otra verdad, nosotros no mentimos, tenemos otra verdad, porque yo creo que la peor mentira es la media verdad, y esta señora nos ha humillado, nos ha machacado, y no sé por qué… sin ningún tipo de motivo, estamos muy jodidos económicamente, muy jodidos, si no lo quiere ver, pues está… no sé ni dónde está… tenemos que salir adelante, vamos a salir adelante… tenemos el apoyo de la mayor parte de los trabajadores, de la mayoría de los trabajadores, y lamentamos que precisamente tengamos una oposición que yo no acabo de entender por parte de algunos abogaos, aquí también tenemos muchos de los servicios jurídicos que ni han demandado, ni tienen nada contra nosotros, y nosotros nos hemos sentido muy maltratados, y en eso has colaborado mucho tú personalmente, y nosotros no estamos en plan de seguir con esto.

C. S. P.:- No, no, yo tengo clarísimo que quiero quedarme aquí..

J. R. B.: -Bueno, bueno, pues tendremos lógicamente una relación muy mala, porque no tienes la confianza nuestra, y bueno… tú mismo… nosotros no te podemos echar, porque eres miembro del comité de empresa, tienes blindaje, con lo cual nosotros no vamos a tener ninguna reacción que no sea la normal entre lo que es la dirección de la organización contigo, que lo sepas, quiero que lo sepas, que no tienes nuestra confianza ni del conjunto de la organización, yo he estado hablando con los secretarios generales el otro día aquí y hay un cabreo general. Nosotros tenemos muchos problemas fuera, 104.000 paraos, y seis millones y estamos echando demasiado tiempo … hemos preparado cientos de papeles para este juicio, tenemos demandas a tutiplén, por una mierda de dinero que me limpio el culo yo con él todos los días, por un egoísmo de los que más ganan… y no lo entendemos, la gente que mejor hemos tratado… a los que más les hemos subido el salario… tenemos reproches de la organización porque sois los que más ganáis… nos ha demandado un graduado social que creo que es el que más gana de Asturias, de Asturias, y el que más gana de esta organización, el que más salario tiene de esta organización… honradamente se lo gana, y legalmente, nada que ver… pues bueno… no nos demandan los de 1.000 euros, ni los de 1.300, nos demanda la gente de más confianza, la que más hemos formado y más hemos preparado, que hemos gastado aquí dinero en la calidad, en la excelencia, y en la virgen, y en fin, no quiero entrar en esto porque lo sentenciado, sentenciado está, y los hechos ya no se pueden repasar… Por si no entendiste lo que te estaba trasladando Abel, no tienes nuestra confianza, ni confianza, ni el cariño, ni nada, esto está ROTO. Yo creo que lo mejor para ti, para nosotros es que cada uno tomemos nuestro camino, se lleva mal el tener que seguir trabajando sin tener la confianza de la organización… yo esto lo voy a trasladar al resto de la organización, ya lo he trasladado a los secretarios generales, el cabreo es grande, el cabreo es grande y, claro, vamos a tener que aclarar lo que dice la sentencia… que leyéndola… pues eso que somos unos ineptos, no sé, que si el papel de no sé qué, que si la firma de no sé qué más, que si hay mala fe de no sé qué… mala fe no, se soltó en una fotocopia… bien es verdad que le cayó una bronca a quien no revisó eso en condiciones, que a lo mejor no se la merecía, porque bueno, yo también tengo fallos, pero bueno le cayó una bronca, y lo que se vio ahí fue mala fe, y que estábamos actuando para engañar a la magistrada… seríamos unos burdos, y unos idiotas de pensar eso… esa persona se llevó el rapapolvo por eso, y por no firmar lo que tenía que haber firmao… y por tal… pero se nos esta sometiendo aquí a una tortura, que nos esta distrayendo mucho, estamos con poca gente, y encima tenemos que hacer cosas… que no pasaban en esta organización, que es como resolvimos los temas… que no pasábamos por los juzgados nada más que para defender los improperios que hacen los empresarios con nuestros trabajadores, y ahora resulta que tenemos que ir a defendernos de la agresión de nuestros propios trabajadores, eh, y además son otros trabajadores nuestros a los que les pagamos puntualmente los que van allí a mentir, no se con que afán, a mentir para jodernos.

C. S. P.: -Yo solo dije la verdad, yo solo dije la verdad.

J. R. B.: -Ya lo dice la sentencia, ya esta sentenciado, Carlos, yo no voy a discutir esto contigo, ya está sentenciado, y lo hecho hecho está, y no tiene vuelta, ya está, punto, ya aprendimos la lección.

Deja un comentario