Emotivo y multitudinario concierto en solidaridad con ATLÁNTICA XXII

El numeroso público asistente al concierto solidario bailó desde el primer momento. Foto / Iván Martínez.

El numeroso público asistente al concierto solidario bailó desde el primer momento. Foto / Iván Martínez.

El concierto celebrado en la noche de ayer en la Sala Tribeca de Oviedo en solidaridad con ATLÁNTICA XXII resultó emotivo y multitudinario, porque fue un auténtico alegato en favor de la libertad de expresión e información al que asistieron unas 300 personas.

El festival fue una auténtica fiesta que se prolongó hasta las dos de la madrugada. Entre los asistentes había una buena representación de la sociedad civil asturiana, especialmente de la cultura, el periodismo y los movimientos sociales, sin que faltaran algunos cargos públicos. Y por supuesto lectores y suscriptores de la revista.

Todas las actuaciones musicales brillaron a gran altura y tuvieron una cálida acogida, aunque la estrella de la noche fue Rodrigo Cuevas, que se desplazó expresamente desde su domicilio en una aldea de Pontevedra. Las presentaciones de cada grupo corrieron a cargo de periodistas y colaboradores de la revista.

El transgresor Rodrigo Cuevas fue sin duda una de las estrellas de la noche. Foto / Iván Martínez.

El transgresor Rodrigo Cuevas fue sin duda una de las estrellas de la noche. Foto / Iván Martínez.

Luis Feás, redactor y editor atlántico, introdujo a Xose Ambás y a su compañero Ramsés, que con sus cantares tradicionales consiguieron hacer danzar desde un primer momento a toda la concurrencia. Ánxel Nava, artista visual, presentó a Rodrigo Cuevas, quien con su cabaret transgresor a base de tonada asturiana y divertidas interlocuciones hizo las delicias del público. El fotógrafo Iván Martínez intervino antes de la actuación del grupo Alberto & García, cuyas delicadas composiciones permitieron un momento de intimidad en el concierto, envolviéndolo en refinados guitarreos.

La periodista Patricia del Gallo introdujo a Jorge Otero, que intentó trasladar a su acústica de doce cuerdas toda la vitalidad de su grupo Stormy Mondays, algunos de cuyos éxitos interpretó. Patricia Simón, también colaboradora de la revista, presentó al cantautor eléctrico Pablo und Destruktion, quien acertó a transmitir toda su energía épica a su intensa actuación, acompañado por una violinista. La periodista Elena Plaza, por su parte, habló antes de que intervinieran Los Berrones, auténticos como siempre, quienes dedicaron su actuación agrorockera a su batería Chema Fombona, fallecido hace apenas unos días. Finalmente, el artista Adolfo Manzano, autor del guión de la tira que aparece en cada número de ATLÁNTICA XXII, presentó al dúo electrónico Fasenuova, integrado por Ernesto Avelino Suárez y Roberto Lobo, quienes con su ruidismo industrial y sus aullidos metálicos cerraron brillantemente el festival.

El grupo Alberto & García durante su actuación. Foto / Iván Martínez.

El grupo Alberto & García durante su actuación. Foto / Iván Martínez.

El objetivo era recaudar dinero para afrontar los gastos ocasionados por cuatro denuncias judiciales puestas contra la revista por sindicalistas de UGT y se cumplió sobradamente. Tribeca, a través del popular Miguelo, no solo ofreció solidariamente la Sala, sino también la recaudación de la barra. La organización del concierto, también de forma altruista, resultó impecable y corrió a cargo de la productora El Cohete Internacional y sus responsables, los hermanos Antonio y Carlos Barral. Todos los músicos actuaron de forma gratuita.

A lo largo de todo el concierto también estuvo presente el recuerdo de Rafa el de El Paso, recientemente fallecido.

Las denuncias de UGT –que tienen una precedente con otra anterior contra el director de ATLÁNTICA XXII, Xuan Cándano, desestimada por la justicia– son por informaciones aparecidas en el número 36 de la revista, aparecido hace justo un año. El mes pasado el fiscal Gabriel Bernal, tras casi un año de investigación, denunció ante el juzgado de guardia a UGT por lo mismo que revelaba ATLÁNTICA XXII: que la UCO de la Guardia Civil investigaba al sindicato en Asturias por presunta corrupción.

Deja un comentario