Un error informático alteró las notas de la PAU en la Universidad de Oviedo

Imagen de Estudiantes en la Universidad de Oviedo

Estudiantes en la Universidad de Oviedo. MARÍA ARCE

Un error informático alteró las notas de la primera convocatoria de la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU) celebrada en Asturias en el pasado mes de junio. La confusión fue en realidad un error humano de un profesor y afectó a las notas de la asignatura de Geografía, que aparecieron en principio totalmente alteradas, al corresponder a muchos alumnos las que no eran suyas.

ATLÁNTICA XXII lo pudo comprobar con muchos de los estudiantes afectados y también con varios profesores que estuvieron presentes en las pruebas. Es el caso por ejemplo de Elena López Gallego, una estudiante con un brillante expediente en el Instituto Aramo de Oviedo, que en principio fue calificada en Geografía con un 4,5. Tras su demanda en doble corrección su calificación pasó a ser un 9. A Jaime Suárez, del mismo Instituto, el error en Geografía le costó en principio más caro, porque aparecía por ello como suspenso en la PAU. Pero, tras atender su queja, la subida de la nota en Geografía supuso su aprobado. En el Vicerrectorado de Estudiantes a Jaime le reconocieron que un profesor había introducido las notas de Geografía de forma errónea en el sistema informático. “Nos revisaron y subieron la nota a todos”, dice.

A pesar de reconocer el error y subir las calificaciones de los demandantes es obvio que la confusión tuvo incidencia para muchos alumnos que no reclamaron. Algunos de ellos se habrán beneficiado de ello, al otorgárseles una nota superior a la que habrían obtenido de no mediar el error.

Un veterano profesor de un Instituto ovetense, consultado por ATLÁNTICA XXII, asegura que la Universidad de Oviedo tapó el asunto subiendo las notas de los reclamantes para evitar que llegara a conocerse publicamente.

A pesar de la evidencia, la Universidad de Oviedo alega desconocer el error. Un portavoz de la institución llegó a decir a esta revista que no se habían registrado quejas ni había habido más incidencias que “las habituales solicitudes de corrección de exámenes”.

Deja un comentario