La cacicada que prepara Rajoy

Una jornada electoral en un colegio español. Foto / María Arce.

Una jornada electoral en un colegio español. Foto / María Arce.

Xuan Cándano / Periodista. Tiene razón el PSOE de Ibiza cuando denomina cacicada a la reforma electoral en los Ayuntamientos que está empeñado en ejecutar a prisa y corriendo Mariano Rajoy, incluso con el único apoyo del PP.

En los Ayuntamientos españoles hay el mismo déficit democrático que en el resto de las instituciones. El sistema electoral quiebra la voluntad popular expresada en las urnas y favorece a los grandes partidos. La ley impulsa un presidencialismo que convierte a los alcaldes en auténticos dictadores, que si gozan de mayoría absoluta se permiten el lujo de gobernar con total desprecio a la oposición y sin respeto alguno a los valores democráticos. Hay Ayuntamientos donde a la oposición ni se le tramitan las mociones.

Mariano Rajoy y el PP no quieren cambiar nada de esto y democratizar el municipalismo. Al revés, pretenden afianzar el caciquismo, que ya tiene en España grandes representantes en los salones de plenos, y no solo del PP.

Tampoco abordan las medidas de regeneración democrática más necesarias y urgentes, entre otras suprimir las Diputaciones, foco de clientelismo, endogamia y corrupción. Ni modificar la ley electoral hacia un sistema proporcional para que en comicios generales, autonómicos y municipales el voto de cada español valga lo mismo.

A Rajoy y su partido lo que le importa es frenar a Podemos y blindar el bipartidismo, conservando alcaldías de grandes ciudades que peligran para el PP, aunque esto sea a costa de ofrecer otras en bandeja a Bildu.

Esto no son propuestas de un hombre de Estado. Es la muestra del estado calamitoso de la salud democrática en España.

Deja un comentario