La formación, también negocio para FADE y CCOO, informa ATLÁNTICA XXII en su nuevo número

UGT se enfrenta a la Justicia en Andalucía y en Asturias por los cursos de formación, pero también la patronal (la Federación Asturiana de Empresarios, FADE) y CCOO desvían dinero de las subvenciones públicas para gastos de personal. El nuevo número de ATLÁNTICA XXII, que está desde hoy a la venta, informa de ello con detalle. Es el tema de portada, que se desarrolla en los primeros artículos de la revista, firmados por su director, Xuan Cándano. Son concretamente tres, uno dedicado a la investigación judicial y de la UCO de la Guardia Civil sobre UGT-Asturias, otro a la formación en España y el tercero al destino de esas subvenciones para los cursos en FADE y CCOO.

También aparecen señalados en la portada un artículo de Pablo Batalla sobre la grave contaminación que padece Asturias, con efectos sobre la salud humana, en buena parte por las emisiones ilegales de grandes empresas consentidas por el Gobierno autonómico, otro de Aladino F. Pachón sobre la teoría de las ‘caverminas’ del geólogo Pedro Pandos (minas prehistóricas en cuevas de la costa) y uno más de Alfredo Aracil sobre la Ruta del Bakalao del Norte en los años noventa. El Editorial está asimismo dedicado a la contaminación y en él se proponen diversas medidas eficaces que habría que tomar para combatirla.

En Información también hay artículos sobre el Club de los Viernes a cargo de Pablo Batalla Cueto, un análisis sobre la nueva propuesta política de Ada Colau de Diego Díaz y Steven Forti, que incluye una entrevista al periodista Guillem Martínez, se dan datos sobre los privilegiados de la zona azul de Oviedo y Pablo Batalla Cueto estudia las denuncias por esclavismo tras las barras de bares de Gijón que efectúa la CNT. Opinión se abre con la Galería de heterodoxos/as, que protagoniza el pintor Jaime Herrero, entrevistado por Luis Feás Costilla, y los habituales artículos de Santiago Alba Rico, Félix Población, Paquita Suárez Coalla y Mariano Antolín Rato.

En Afondando, hay un artículo sobre el Big Data de la periodista Beatriz Pérez Rioja, otro de la Barcelona que creció a costa de la trata de esclavos a cargo del también periodista Quique Faes y dos estudios históricos sobre la represión en Avilés y héroes de la guerra escritos por el historiador Ramón García Piñeiro y el periodista Rafa Balbuena, que también trata, en otro reportaje, sobre la insumisión que acabó con la mili. La sección se cierra con un artículo de Juan Miguel Baquero sobre la situación de los 24 activistas saharauis que están siendo juzgados en Gdeim Izik.

En cuanto a Cultures, que se abre con la página artística de Teresa Villamea, incluye una entrevista de Diego Medrano al artista Ángel Guache, el último artículo sobre la Asturias metropolitana escrito por el historiador Gabino Busto Hevia, dedicado en esta ocasión a Avilés, y una semblanza de La Xata la Rifa a cargo del periodista Chus Neira. Natalia Fernández Díaz-Cabal dedica su sección Excéntricos, raras y olvidados a la naturalista Maria Sybilla Merian y el número se cierra con las Estampes del país menguante de Milio Rodríguez Cueto, el Teatro Precario de Maxi Rodríguez y la Tira de Alberto Cimadevilla y Adolfo Manzano.

El nuevo número, con el que ATLÁNTICA XXII cumple ocho años, se vende en quioscos, librerías y centros culturales de toda Asturias, así como en la librería Traficantes de Sueños de Madrid. Los suscriptores, que son más de 800 y la base de su financiación, reciben su ejemplar en sus domicilios o empresas, distribuidos por toda la geografía española y algunos países extranjeros.

ATLÁNTICA XXII anima a sus lectores y seguidores a regalar una suscripción anual a un amigo o familiar, ya sea con la tarifa convencional (30 euros anuales) o solidaria (50 euros anuales).

Deja un comentario