La Gran Estafa, en 24 fotos

Una de las fotografías de la exposición, realizada por Mario Rojas, colaborador de ATLÁNTICA XXII.

Una de las fotografías de la exposición, realizada por Mario Rojas, colaborador de ATLÁNTICA XXII.

Dieciséis fotoperiodistas asturianos, varios de ellos colaboradores de ATLÁNTICA XXII, han puesto en imágenes La Gran Estafa, la crisis bancaria que están pagando los ciudadanos. La exposición, organizada por el Grupo Eleuterio Quintanilla, la Asociación Profesional de Fotoperiodistas Asturianos (APFA) y la ONG Acción en Red-Asturies, está actualmente colgada en el Edificio Histórico de la Universidad de Oviedo, donde permanecerá hasta el 7 de febrero, y posteriormente será exhibida en centros de enseñanza y casas de cultura de los diversos concejos asturianos. Las fotografías también han sido editadas como material didáctico para escuelas e institutos y servirán de base para diferentes charlas y conferencias a los alumnos.

La exposición consta de 24 fotografías donadas por la APFA. Realizadas por Javier Bauluz, Fernando Robles, Fernando Rodríguez, Indiana Caba, José Luis Cereijido, Pablo Lorenzana, Luis Sevilla, Luisma Murias, Marcos León, Mario Rojas, Marta Carvajal, Mercedes Menéndez, Ángel Navarrete, Olmo Calvo, Pablo Nosti y Silveira, ponen rostro y alma a las víctimas de la crisis económica, cuya principal consecuencia es el desmantelamiento del Estado del bienestar. En las imágenes aparecen manifestaciones ciudadanas, desahucios, reivindicaciones laborales, resistencias, efectos de la crisis sobre el paisaje, sobre las mujeres…

La propuesta, realizada con el apoyo de la Agencia Asturiana de Cooperación y de la Universidad de Oviedo, pretende abrir el debate a otras políticas posibles, aportando materiales “para debatir y construir desde la ciudadanía propuestas alternativas que terminen con este modelo económico, la forma en que ha logrado condicionar nuestras vidas y las consecuencias que tiene en la cotidianeidad de las personas”.

Por eso se ha editado también una caja didáctica, presentada  en el Ateneo Obrero de Gijón, que recoge las 24 fotografías y una guía para el trabajo en los centros de enseñanza. En ella se reclama a la pedagogía “la urgencia de dar cuenta de lo que de manera tan trascendente nos afecta, nos ocupa y nos preocupa”. “La educación en valores tiene en estos momentos un protagonismo destacado”, señala. “Esta crisis mina los fundamentos de nuestras sociedades y, de paso, el compromiso de la educación con el discurso emancipatorio, con la igualdad y con la justicia. La escuela, que hace de la transmisión de la herencia cultural su razón de ser, tiene en esta ocasión la oportunidad de abrirse a la realidad y beber de sus fuentes. Un tema con esta relevancia social no puede estar aconteciendo sin que la institución educativa se comprometa radicalmente”.

Deja un comentario