La Iglesia okupa y sus privilegios en España

Imagen de Toni Castillo Quero

Imagen de Toni Castillo Quero

La ley hipotecaria no solo es nefasta en España por permitir los abusos de la banca con sus propiedades inmobiliarias, una de las consecuencias de la “fiebre del ladrillo” de la década pasada. También lleva casi 70 años haciendo posible que la Iglesia católica española haga de okupa, pero de forma absolutamente legal. A través de lo que denomina “inmatriculaciones” se ha hecho con miles de propiedades sin dueño conocido en toda España, y no solo iglesias. Entre los muchos privilegios y discriminaciones positivas que tiene esta confesión religiosa en España, ésta es sin duda una de las más escandalosas. Se conocen casos concretos de “inmatriculaciones” en Navarra, donde ha habido conflicto y oposición de los vecinos afectados, pero es algo que ocurre en todas las autonomías. ATLÁNTICA XXII informó de ello en su número 22, el pasado mes de septiembre, en un reportaje de Patricia G. del Gallo que ahora reproducimos.

Este contenido está disponible únicamente para usuarios registrados. Si ya tiene cuenta con nosotros, inicie sesión. Puede registrarse gratuitamente en Atlántica XXII rellenando el formulario que aparece a continuación.

Usuarios Existentes Entrar
   
Registro de Nuevo Usuario
*Por favor indique que ha leido y está de acuerdo con las Condiciones de Uso
*Campo Obligatorio