La polémica y el dinero siempre rodean a Natalio Grueso

Foto Mario Rojas

 Contenido para suscriptores. Xuan Cándano/ Periodista. El sorprendente fichaje de Natalio Grueso por parte de la alcaldesa Ana Botella como coordinador de las actividades culturales del Ayuntamiento de Madrid ha vuelto a poner en el punto de mira y en el huracán de la polémica al gestor cultural asturiano, hasta ahora director del Centro Niemeyer.

Grueso no deja indiferente a nadie y hay quien se descubre ante su talento para la gestión cultural y quien solo lo considera un avispado relaciones públicas con una enorme capacidad para promocionarse. Para los primeros es un genio y una garantía de éxito, para los segundos un pícaro que rentabiliza muy bien su conocimiento del inglés, su desparpajo y su famosa agenda de famosos.

Este contenido está disponible únicamente para usuarios registrados. Si ya tiene cuenta con nosotros, inicie sesión. Puede registrarse gratuitamente en Atlántica XXII rellenando el formulario que aparece a continuación.

Usuarios Existentes Entrar

Login form protected by Login LockDown.


   
Registro de Nuevo Usuario
*Por favor indique que ha leido y está de acuerdo con las Condiciones de Uso
*Campo Obligatorio