La Policía no consigue evitar las votaciones en Cataluña

Personas a la puerta de uno de los centros de votación de Barcelona.

La Policía Nacional y la Guardia Civil no están pudiendo evitar, a pesar de altercados en algunos colegios y diversas cargas policiales con heridos, que se esté votando en Cataluña, en el pulso que vienen manteniendo los Gobiernos autonómico y nacional y que ha desembocado en el referéndum de este 1-O, anulado por los tribunales.

El Govern ha cambiado a última hora las reglas de su propia ley de consulta y establecido un censo universal y deja votar sin sobres, con solo presentar el DNI, por lo que en numerosos lugares se concentran los votantes y otros permanecen vacíos, sin que sea posible establecer con claridad el porcentaje de participación. Los Mossos d’Esquadra se han limitado a comunicar en los centros de votación la ilegalidad de la consulta y se han retirado, dejando la actuación policial a las fuerzas de seguridad del Estado.

El ambiente es tenso pero a la vez festivo, con declaraciones rimbombantes por parte de los dirigentes políticos y mucha gente en la calle, a pesar del mal tiempo, en un clima de incertidumbre que no se resolverá en el día de hoy. El Ministerio del Interior ha anulado el sistema informático y todo el proceso de votación se está desarrollando a mano, con numerosas colas de espera que multiplican el efecto propagandístico.

Deja un comentario