Las bases de IU desautorizan a su dirección en Asturias

Javier Fernández y Jesús Iglesias se dan la mano, en presencia de Vicente Álvarez Areces, para celebrar el último pacto de gobierno entre PSOE e IU en Asturias. / Mario Rojas.

Xuan Cándano / Periodista. Cuando las bases de los partidos de izquierdas tienen la oportunidad de dar un revolcón a las direcciones no la suelen desaprovechar. Pasó una vez más en Asturias, donde en referéndum los militantes de Izquierda Unida decidieron, por un estrecho margen de 13 votos, rechazar la oferta del PSOE para entrar en el nuevo Gobierno del Principado, que tomará posesión la semana próxima.

Tumbaban así también el acuerdo al que habían llegado las direcciones del PSOE e Izquierda Unida para lograr un Gobierno de coalición, tras la elección del socialista Javier Fernández como nuevo presidente del Principado. Dos Consejerías estaban destinadas a IU, la de Medio Rural y la de Bienestar Social. En la primera volvería a ese cargo Aurelio Martín y en la segunda se estrenaría Ángel González.

El no se impuso en las grandes agrupaciones de IU en Asturias, Gijón, Langreo y Mieres, donde la coalición ostenta la Alcaldía. La participación fue muy baja. Apenas votaron poco más de 1.300 militantes de los 4.000 que tiene IU en la Autonomía, lo que demuestra la atonía y la baja actividad entre las bases de un partido que llegó a tener una gran presencia social en los últimos años del franquismo y los primeros de la transición.

La negativa de la militancia a entrar en el Gobierno es una desautorización en toda regla a la dirección de IU de Asturias, que gobernó en coalición con los socialistas entre 2003 y 2011. Sobre todo para su coordinador y máximo responsable, Jesús Iglesias, que dejará el cargo el próximo mes. Iglesias será senador porque el puesto en el Senado en representación de la Junta General del Principado se lo cedió el PSOE por el acuerdo entre los dos partidos de la izquierda, que permitió a los socialistas recuperar el Gobierno asturiano. Una aparente contradicción, porque IU plantea la supresión del Senado.

El abogado Jesús Iglesias es una buena persona y un parlamentario ágil, pero también un burócrata, un dirigente que siempre tiene prisa y la oreja pegada a un teléfono móvil. Para el PSOE es un gran aliado, porque siempre garantizó la gobernabilidad a los socialistas, ya desde sus tiempos de portavoz municipal en Gijón.

Iglesias personifica perfectamente la senda que ha recorrido IU en Asturias en los últimos años, hasta convertirse en un partido acomodado, pactista, burocratizado, con escasa presencia territorial y con bases escasas y desmotivadas.

En contraste con las exigencias que planteó ahora Ignacio Prendes -el único diputado de UPyD, que vendió caro su decisivo voto-, para el PSOE pactar y llegar a acuerdos con IU siempre resultó sencillo. La coalición aceptó vetos por parte del PSOE, como el acceso a la Consejería de Cultura o la negativa a reconocer la cooficialidad de la lengua asturiana, y las Consejerías que se le ofrecieron y aceptó nunca fueron las más relevantes. Muchos de los militantes que votaron ahora no lo hicieron convencidos de que no había más motivos para entrar en el Gobierno que los puestos y los sueldos que ello suponía.

Y además el nuevo Gobierno autonómico llega con la tijera afilada y la primera misión de Javier Fernández será un recorte de más de 600 millones de euros, que incluirá probablemente a la sanidad y a la enseñanza que no tocó el Gobierno de Francisco Álvarez-Cascos.

Sale bien situada del terremoto que sacude a la dirección de IU de Asturias Noemí Martín, la única diputada que era contraria a la entrada en el Gobierno en el grupo parlamentario, que suma cinco escaños. Martín, que fue consejera de Bienestar Social, será previsiblemente la sucesora de Jesús Iglesias al frente de IU a partir del Congreso que la organización celebrará en junio.

1 comentario en Las bases de IU desautorizan a su dirección en Asturias

  1. Qué gran personaje, Jesus Iglesias, para un “casting” de Milio R.Cueto en el papel del mayordomo de “Lo que resta del día” de K. Ishiguro, que tan magistralmente interpretó en el cine Anthony Hopkins.

Deja un comentario