Los conciertos de Dios

Una clase en un colegio religioso concertado / Mario Rojas

Marta Fernández Crestelo / Periodista. El PSOE dice ahora que se plantea la revisión del Acuerdo con la Santa Sede pero sus Gobiernos han sido los más complacientes con la Iglesia Católica, a la que han permitido financiarse generosamente a costa de los conciertos educativos, un modelo casi exclusivamente español. Benedicto XVI considera a España el epicentro de «la laicidad del mundo occidental», pero los miedos de la jerarquía católica no se reflejan en las cuentas públicas. Con la crisis la Iglesia conserva sus privilegios fiscales y contables: mil millones de euros en desgravaciones y un entramado de centros educativos privados financiados con dinero público.

Este contenido está disponible únicamente para usuarios registrados. Si ya tiene cuenta con nosotros, inicie sesión. Puede registrarse gratuitamente en Atlántica XXII rellenando el formulario que aparece a continuación.

Usuarios Existentes Entrar

Login form protected by Login LockDown.


   
Registro de Nuevo Usuario
*Por favor indique que ha leido y está de acuerdo con las Condiciones de Uso
*Campo Obligatorio