Marino Muñiz: “Tuero me amenazó y el director de EEES intentó agredirme”

Marino Muñiz, monitor de la cooperativa El Rebecu, en Fuentes de Invierno. Foto / Ángela Clemente.

El único profesional de la nieve que se atreve a denunciar con nombres y apellidos las supuestas malas prácticas del sector es Marino Muñiz, gijonés de 48 años y cooperativista de El Rebecu, una sociedad dedicada al alpinismo y a la enseñanza del esquí, actividad de la que son usuarios anualmente miles de escolares.

Xuan Fernández / Periodista.

¿Cómo ve la relación entre el Principado y la empresa EEES?

Hay un trato de favor y un intento de beneficiar a esa empresa desde la Dirección de Deportes. Le dan una exclusividad que no le corresponde y que contradice normas y leyes. Y la cosa no cambia: la nueva licitación para esta temporada, que han paralizado de forma provisional, va claramente dirigida a dársela a esta empresa.

Fuentes de Invierno lleva funcionando así desde su nacimiento. ¿Por qué nadie protesto hasta ahora?

Esto es como lo de Villa: ¿no lo sabía todo el mundo desde hace décadas? Toda la gente lo sabía y nadie lo denunció antes. Yo soy una parte interesada en este conflicto, pero legítimamente. Cuando me encontré con esta situación, que es ilegal, no me quedó más remedio que defender mi interés. La Administración me prohíbe trabajar y me dice que solo puede hacerlo esta empresa.

¿Con que sensación salió de la reunión con José Ramón Tuero?

Muy decepcionado. No fue capaz de darme ninguna explicación en base a una norma o ley y me llegó a decir que esto era orden del director general. Pero sobre todo me sorprendió la actitud que mostró cuando le denuncié los incumplimientos del contratista, me esperaba que se asombrase ante esta situación, y todo lo contrario. Se mostró beligerante y alterado, diciéndome que quién era yo para denunciar las condiciones de los trabajadores si ellos las aceptaban.

¿Ha tenido algún tipo de represalia por iniciar esta guerra contra EEES?

Después de la reunión con Tuero la Guardia Civil vino a las pistas a identificar a algunos de los trabajadores de nuestra cooperativa. A mí me parece muy bien que se hagan inspecciones si hay alguna sospecha, pero casualmente solo vinieron a por nosotros. Según ellos era una denuncia anónima, pero aún no sabemos qué buscaban. También recibimos una inspección de Turismo, algo que Tuero ya me había advertido.

¿Dice que Tuero le amenazó con inspecciones?

Sí, me amenazó diciéndome que los contratistas iban a tomar medidas conmigo y me iban a denunciar en Turismo.

PUBLICADO EN ATLÁNTICA XXII Nº 53, NOVIEMBRE DE 2017

Deja un comentario