Un estudiante, víctima mortal colateral de las novatadas en Madrid

Un estudiante universitario de veinticuatro años falleció al inicio de este
curso en Madrid, cuando era objeto de novatadas por parte de varios
compañeros de su Colegio Mayor, aunque la muerte se produjo por un
accidente al precipitarse al vacío desde una altura de ocho metros.

El accidente tuvo lugar el pasado 22 de septiembre a última hora de la
tarde, cuando el estudiante fallecido regresaba de un descampado donde
había sido sometido a novatadas por parte de un grupo de estudiantes
de su Colegio Mayor, el San Agustín, un centro religioso y mixto. Al
parecer, por propia voluntad, se subió a una barandilla en la glorieta
de Cardenal Cisneros y se precipitó fortuitamente a la calzada de la
A-6, que discurre justamente por debajo. En ese momento iba acompañado
por dos veteranos del Colegio. Fue asistido por sanitarios del Samur,
que lo trasladaron en una UVI móvil al Hospital de La Paz, con
traumatismo craneoencefálico y una lesión de columna.

Según informaciones que maneja ATLÁNTICA XXII ya llegó al hospital
muerto. Fue enterrado en la localidad donde residía, en San Javier
(Murcia). No se ha facilitado su identidad. A pesar de su edad era el
primer año que estaba en el Colegio Mayor San Agustín, donde también
había residido una hermana.

Sobre el suceso se estableció de inmediato un auténtico manto de
silencio. Ni la familia, ni la Universidad ni el Colegio Mayor han
facilitado información alguna. Tampoco se sabe si el cuerpo del
fallecido fue sometido a una autopsia que aclare las causas exactas de
la muerte y si había ingerido alcohol. Los dos estudiantes veteranos
que le acompañaban están sometidos desde entonces a tratamiento
psicológico.

A pesar del silencio y del oscurantismo, muchas personas en la Ciudad
Universitaria conocieron lo ocurrido y lo vinculan a las novatadas,
una práctica tradicional en los Colegios Mayores que no se acaba de
erradicar, aunque incluye frecuentes vejaciones, abusos y accidentes
de todo tipo. Una de esas personas, que no oculta su indignación, no
duda de la ingesta de bebidas alcohólicas antes del accidente que
costó la vida al estudiante murciano. “No hay novatadas sin alcohol”,
asegura.

Deja un comentario