Connect with us

Atlántica XXII

Asturias: contaminación por tierra, mar y aire

Información

Asturias: contaminación por tierra, mar y aire

Paco Ramos, de Ecologistas en Acción, nos acompañará el jueves en la presentación del último número de Atlántica XXII

Paco Ramos repasa sus anotaciones (Imagen: Carlos Álvarez)

Carlos Álvarez / Periodista  |  @alvarezzcarlos

El problema de la contaminación en Asturias viene ya de muy atrás. Aunque en el último año las miradas se han centrado sobre manera en la contaminación de las aguas, especialmente en la bahía de San Lorenzo, los problemas se extienden también al aire y los suelos. Paco Ramos es miembro de Ecologistas en Acción y estará con nosotros este jueves 22 en la presentación del último número de Atlántica XXII en la Batería de Cok de Avilés. Con la calma que le caracteriza, cruza la puerta del bar, en la Plaza Mayor de Gijón.

Parece que a Asturias, en lo que a las aguas se refiere, todavía queda mucho por trabajar…

En zonas industriales hay puntos sin resolver como la conexión al colector de la Ría de Avilés o la posible conexión de los vertidos de Arcelor al colector de la ría de Aboño. En zonas urbanas, Avilés todavía no cuenta con una depuradora adecuada y tiene que volver a hacer una nueva inversión y en Gijón el problema es mayor. Es la ciudad más grande de Asturias y todavía tiene a la mitad de la cuenca sin depurar. Encima en la zona oeste está teniendo que volver a mejorar la depuradora.

“El saneamiento de Gijón es un tema grave… es como si trataran de re-legalizar una instalación ilegal”

Ya llevamos muchos años con el problema de la depuración en Gijón, aunque haya acaparado todas las miradas este año por la enorme mancha marrón que cubrió la playa de San Lorenzo. ¿Por dónde pueden pasar las soluciones a este problema?

Es un tema grave. Llevamos muchos años de retraso y ahora nos encontramos con que se pone encima de la mesa la tramitación de la depuradora pero en realidad es como si trataran de re-legalizar una instalación ilegal. Podemos encontrarnos en un tiempo con que los tribunales vuelvan a dar la razón a los vecinos y seguimos en la misma situación. No aparece la idea de que intenten resolverlo con una nueva depuradora, con un nuevo concepto, con un nuevo tratamiento de las aguas residuales, con la reutilización… Seguimos planificando a futuro veinte años después lo que ya se planificó en el pasado.

Por desgracia no son solo Gijón y Avilés. Hay más puntos problemáticos como la tan polémica papelera de Navia

Los más importantes son esos, pero hay más. En Navia normalmente nos fijamos mas en la papelera pero yo creo que hay problemas más graves en el sentido de que no se les da respuesta. Por ejemplo, los vertidos de la Rene Picot, un problemas bastante antiguo que se solucionó parcialmente permitiéndoles verter al colector de la papelera, pero parece ser que ha creado bastantes problemas porque no estaba preparado para ese tipo de residuos. Hemos tenido bastantes hechos puntuales en los que, con niveles bajos del rio y vertidos muy grandes de carga orgánica de la láctea, se ha asfixiado a los peces. La papelera está encima de la mesa, tiene su propio colector, tiene sus vertidos y su planta de tratamiento, que luego puede funcionar mejor o peor, algunas otras industrias que vertían ahí no lo están en absoluto.

Pero también tenemos problemas en núcleos urbanos más pequeños, no solo en las principales ciudades, como por ejemplo en Tapia de Casariego, donde se hablaba de posibles vertidos ganaderos.

Es complicado controlar los tratamientos de purines en sitios remotos, que son más pequeños y de alta montaña y lógicamente hay que tener mucho más cuidado. Algunos siguen todavía sin resolver. En Tapia no se resolvió la causa. Puede que haya vertidos de purines pero está también la duda de que pudieran haber sido particulares vaciando de forma inadecuada los pozos negros que se les acaban colapsando. Se aprovechan de momentos de mucha lluvia o tormentas para vaciarlos. Son sospechas porque es muy complicado y sin pruebas no podemos saber. Lo que sí tenemos claro es que si los niveles altos eran de coliformes tienen que ver, básicamente, con origen humano y no ganadero. No dejan de ser ilegalidades en las que hay que buscar a los culpables, pero nosotros pretendemos más allá de eso dar soluciones que ya se conocen.

El tema de los purines en zonas rurales parece que es algo habitual y complicado de controlar…

Este problema lo tenemos en algunas zonas donde la cabaña ganadera antes estaba más dispersa y ahora está mucho más concentrada. Zonas como Gozón y toda esa cuenca tienen grandes ganaderías y no es raro que los vecinos nos digan que tienen problemas con los vertidos directamente por los campos. Las molestias pueden ir más allá de la contaminación ambiental, pero la gente tampoco quiere tener conflictos con estas ganaderías.

Además del agua en toda Asturias sufrimos problemas con el aire. Hace unas semanas, según decían por la falta de lluvias, se viralizaba una imagen de Gijón con una boina de contaminación al más puro estilo Madrid.

Echan la culpa a que no llueva o que hay una inversión térmica, pero esas no son las culpables si no los agravantes. La culpable es la emisión. Sabemos cuánto contaminan las empresas y cuál es la calidad del aire pero llevamos décadas pidiendo establecer una relación entre sí. Esa fotografía se corresponde con un problema claro, que es que la mayor parte de la contaminación de la zona oeste de Gijón es industrial, fundamentalmente pertenece a Arcelor Mittal y dentro de ella es el tema de la actualización o mejoras de la planta de Sínter. La fuente es conocida y también la causa, la cuestión es establecer la correlación de fuerzas entre administración y empresas y ver hasta que punto están dispuestas a apretar para que cumplan las condiciones de emisiones de emisión que no se cumplen.

Da la sensación de que existe una falta presión por puros intereses políticos. Vivimos en una región industrial en la que perder ese pilar puede ser políticamente hablando, algo terminal.

Nosotros decimos que esas empresas tienen una capacidad de mejor inmensa, pero antes de llegar a esa capacidad de mejora inmensa el cumplir la ley no tiene discusión. Si decimos eso entonces ¿por qué pueden no cumplir la ley en calidad del aire para no irse y no las fiscales, de seguridad laboral, salarios, cotizaciones…? Eximámonos entonces de cumplir todas las leyes para que no se vayan. Que no paguen los sueldos…

Un punto crítico por las emisiones de benceno era Trubia. Ahora Principado y empresas han puesto en marcha un plan para controlarlas. ¿Se están produciendo mejoras?

El seguimiento completo le corresponde a la administración, no a nosotros, pero desde luego el descenso de los niveles de benceno en esa zona se están notando bastante. Durante años el problema es que no se medía de forma adecuada. La estación estaba puesta donde el instituto, arriba, y los niveles de benceno, aunque oscilas, fundamentalmente se quedan en la parte baja del valle. Al cambiarla junto a las piscinas es cuando se confirman las superaciones de los niveles legales de benceno.

“En la contaminación en Mieres o Lena tanto por mercurio como otros metales asociados como puede ser el arsénico, es una cosa en la que hay que avanzar mucho”

Eso por agua y aire… ¿Qué hay de la tierra?

Tenemos bastantes suelos contaminados que tienen que ver, sobre todo, con la antigua minería del mercurio principalmente. La minería de mercurio en Mieres fue la segunda más grande de España. Allí o en Lena, por ejemplo, no se ha hecho prácticamente nada y la contaminación tanto por mercurio como otros metales asociados como puede ser el arsénico, es una cosa en la que hay que avanzar mucho. Si a esto unimos la descontaminación de otros suelos como la Manjoya, o todo lo que viene con las térmicas o las baterías de cok de Avilés, hay una línea de actividad que es muy importante.

¿Y sobre la gestión general de los residuos? ¿Estamos haciendo las cosas bien?

El problema es que después de décadas está sin solucionar todo el tema de los residuos urbanos. Seguimos mandando los vertidos a un vertedero colapsado. Durante más de 20 años se ha apostado por la incineración. La apuesta ahora es una huída hacia adelante: renunciar a la incineración para clasificar los residuos en función de su poder calorífico, fundamentalmente plásticos y este tipo de productos, para preparar combustible para incinerar en otra parte.. Fuera de Asturias o en la térmica de la Pereda, que es la apuesta estrella del último Plan de Residuos. Eso es, al fin y al cabo, hacer co-incineración, por lo que tendrá que hacer los mismos trámites, misma reconversión, en una planta que además no está preparada para eso y que además ya tiene sus años. Igual es peor que un incinerado.

¿Estamos a tiempo de buscar  soluciones?

Si un enfermo crónico al que intentas ayudar no te hace caso en nada y cuando ya está en una situación de desahucio te pide solución… Difícil solución. Desde luego no es la incineración.

Pequeñas medidas como puede ser el pago de la bolsa en los supermercados parecen, al menos, haber reducido considerablemente el consumo de plásticos. ¿Puede ser una solución?

El problema ya no es si se cobra o no, que evidentemente ha reducido el consumo notablemente, si no el empaquetamiento en plástico de todos los productos que compramos. Hay que atajar es esa política de súper empaquetado que tiene que ver con el mercado actual. El consumo próximo, que se pueda transportar sin falta de tanto empaquetado, eso es en lo que hay que avanzar. Se está avanzando en ello, a través de cooperativas o grupos de consumo pero vamos muy por detrás todavía.

“Están poniendo muchas dificultades al modelo de retornos por los intereses económicos de las grandes industrias de recogida y reciclaje”

¿En qué otras iniciativas a pequeña escala podríamos seguir avanzando?

Empresas como ECOENVES o ECOVIDRIO están muy interesadas en que el sistema que funcione sea el de los iglús cuando hay otras posibilidades de retornos. Siempre ponemos como modelo el de la botella de sidra. Pero están poniendo muchas dificultades por los intereses económicos de las grandes industrias de recogida y de reciclaje. Están interesadas en que el modelo de iglús no cambie, cuando un modelo de retorno de envases sería muchísimo menos generador de residuos.

Por dar la nota positiva, alguna buena iniciativa habrá en Asturias.

Tenemos un problema con el tema de los residuos: el gran peso que tiene COGERSA. Hay muchas dificultades para salirse de ahí pero en su momento el ayuntamiento de Oviedo, con la recogida separada puerta a puerta, dio un gran paso para intentar salir de esa idea tan centralizada de COGERSA.

También te puede interesar:

Os recordamos que también podéis seguirnos en: 
Facebook: facebook.com/AtlanticaXXII/
Twitter: twitter.com/AtlanticaXXII
Telegram: t.me/atlanticaxxii
Instagram: instagram.com/atlanticaxxii

Y suscribiros a la edición en papel  a través del teléfono (637259964 o 984109610) o el correo (letrasatlanticas@gmail.com

Continue Reading
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Más en la categoría Información

Último número

To Top