Connect with us

Atlántica XXII

Emilio León se va por diferencias políticas en Podemos Asturias

Información

Emilio León se va por diferencias políticas en Podemos Asturias

La formación morada busca ahora a una mujer independiente para encabezar la lista

 

Dani Ripa y Emilio León en la Junta General del Principado. | Foto: Mario Rojas

 

Xuan Cándano | Periodista

@XuanCandano

 

Ni las listas electorales, que aún no se han comenzado a elaborar y se deciden en votaciones entre la militancia, ni asuntos personales, aunque un problema familiar le ocupa mucho tiempo desde hace meses. Emilio León abandonó el pasado verano la portavocía en la Junta General de Podemos Asturias, y no repetirá como candidato, por diferencias, políticas y orgánicas, con el secretario general Dani Ripa, que encabeza el núcleo duro del grupo parlamentario y el partido.

Se acusa no sin razón a Podemos Asturies de hermetismo, toda una paradoja al tratarse del partido que levantó en España la bandera de “la nueva política” y que hizo de la transparencia uno de sus objetivos. Avala esa acusación el silencio y la falta de explicaciones públicas sobre la discreta salida de la primera línea de la trinchera parlamentaria de Emilio León, saldada con un escueto comunicado en el que simplemente se anunciaba que dejaba de ser portavoz.

Entonces, a finales de julio, hacía ya al menos tres meses que el grupo parlamentario vivía en “un estado de shock”, según uno de sus miembros, algo que hizo decaer su dinámica actividad opositora, aunque casi nadie reparó en ello y mucho menos en las disputas internas soterradas. Sí habían trascendido las que supusieron, tras las primarias en las que se impuso por goleada Dani Ripa, una primera división que provocó la aparición de un sector crítico que forman tres diputados, Héctor Piernavieja, Rosa Espiño y Lucía Montejo, afines a la línea política de Pablo Iglesias, minoritaria en Asturias.

La grieta que se abrió la primavera pasada solo tuvo un protagonista, pero era nada menos que Emilio León, no solo el portavoz parlamentario y el cabeza de la lista electoral que obtuvo nueve diputados, sino el líder del partido y el hombre que provocaba consenso en todas las corrientes internas por su prestigio en la organización y en los movimientos sociales, en los que destacó muchos años como activista.

Las diferencias entre León y Ripa –al que apoyan el nuevo portavoz parlamentario Enrique López y los diputados Andrés Fernández Vilanova, Lorena Gil y Paula Valero– no son personales ni por las listas electorales. Ambos lo dejan claro. El exportavoz lo avala: “No hay nada personal, estimo y sigo estimando a los compañeros”. El secretario general dice de León que es una de las personas más inteligentes que conoce y admira también su “capacidad estratégica”.

El desacuerdo parte precisamente de la estrategia política a seguir por Podemos Asturies y de su modelo de partido. Los jóvenes diputados morados supusieron un verdadero vendaval político cuando pisaron por vez primera la Junta General, un lugar al que solo habían ido a manifestarse. Emilio León cree que si aquel golpe de efecto cesó pronto no fue solo porque era inevitable, sino por errores propios, e incluso por desidia. El cabeza de lista concibe la bancada morada como un bloque compacto y disciplinado. Ver los escaños de muchos de sus compañeros vacíos al inicio de los plenos, y no solo el de Dani Ripa, cuya impuntualidad es casi legendaria, le parece a León el primero de los síntomas de esa relajación injustificable.

También en el rumbo político, y sobre todo en las relaciones con el PSOE, se muestra crítico con su propio partido León. Quiere  a Podemos como un partido ganador y lo ve en un papel “subalterno” con los de Javier Fernández. Comparte la radical oposición al PSOE, que para Podemos está salpicado por la corrupción y ha constituido un régimen en Asturias en los últimos 30 años, pero marca la prioridad en derribarlo ganando las elecciones, para lo que entiende imprescindible buscar coincidencias con las clases medias urbanas y sectores alejados de la izquierda. León piensa en una especie de “new deal” a la asturiana, aquel pacto social que ofreció a la ciudadanía Franklin D. Roosevelt. Esa búsqueda de la “transversalidad” hace que muchos de sus compañeros lo tengan por errejonista, algo que León niega.

En aquellos tres meses de paralización y discusión interna en el grupo parlamentario, con los tres diputados críticos al margen, que apenas tienen relación con sus compañeros, no se puede decir que se mantuviera un gran debate político, aunque algunas de las ideas básicas que sostiene Emilio León las suele repetir con frases contundentes. Defiende por ejemplo “objetivos de mínimos y estrategias de máximos” y un “parlamentarismo de hierro”, complementado con un “municipalismo de terciopelo”.

En ese tenso periodo León mostraba su desencanto y advertía de su deseo de dejar la portavocía, pero el núcleo duro que encabeza Ripa echaba en falta claridad expositiva en sus planteamientos y críticas. Algo que se oyó decir muchas veces en la Junta General a Javier Fernández, que ironizaba con las intervenciones crípticas y enrevesadas del portavoz morado de la coleta.

Pero la brecha interna, aunque a muchos de sus votantes les podrá parecer absurda, e incluso infantil, no cesó de crecer. El sector mayoritario de Podemos Asturias, dentro y fuera del Parlamento, representa una tercera vía, al margen de Iglesias y Errejón, con total autonomía de la organización nacional, algo en lo que coincide León. Pero no tanto en la estrategia de Ripa, que, simplificando, se puede resumir en la denuncia de la corrupción y el régimen socialista asturiano en lo político, y en la rigidez ética, casi franciscana, en un partido sin políticos profesionales y con limitación salarial vinculada al salario mínimo. Una singularidad asturiana, porque esa rigidez se ha flexibilizado en Podemos en otros lugares, como en Madrid, donde ya ha surgido un “aparato”.

Al margen de estas discrepancias teóricas, León y Ripa tuvieron otras en asuntos muy concretos. Alguna ubicada a este lado del Pajares, como el tema de la educación de 0 a 3 años, donde hubo desacuerdos por un buzoneo a la población. Otra tuvo que ver con la política nacional, como la respuesta ante la compra del chalet de Galapagar por parte de Pablo Iglesias e Irene Montero. León apareció ante la opinión pública valorando aquella polémica adquisición de forma moderada, frente a la dura crítica de Ripa, desde entonces condenado al total ostracismo por parte de la pareja que está al frente de Podemos. León tampoco comparte que Ripa compagine la secretaría general y su puesto de diputado, algo que admitía solo por cuatro años.

Aunque sus compañeros dicen que intentaron “hasta la extenuación” que continuase, Emilio León, consciente de su soledad y bastante abatido, dio un paso atrás y su presencia en la lista electoral de Podemos en las próximas elecciones autonómicas de la primavera del año que viene parece totalmente descartada. Estatutariamente ya es imposible, porque no se presentó como candidato para las elecciones internas en la organización, algo que del actual grupo parlamentario de nueve diputados solo han hecho cuatro: Dani Ripa, Lorena Gil, Andrés Fernández Vilanova y Paula Valero.

La salida de León provoca un vacío y una conmoción en un partido que moldeó y lideró, con la previsión de competir por la presidencia del Principado en la próxima primavera. El propio Dani Ripa dice que “era el mejor candidato”. Ahora Podemos Asturias le busca una sustituta, porque la idea es captar a una mujer prestigiosa e independiente.

Mientras, Emilio León, un físico gijonés de 41 años, medita que hará cuando salga de la Junta General, sin descartar que vuelva a su último trabajo en Francia, de profesor de castellano. Estaba previsto, por parte de sus propios dirigentes, que Podemos perdiese la inocencia a su paso por las instituciones, en Asturias y en todo el Estado. Con lo que no contaban era con perder a sus líderes, esos que no había en las plazas del 15-M. León asume que fracasó su “liderazgo coral”. Llegó el momento de las solistas.

 

También te puede interesar:

Os recordamos que también podéis seguirnos en: 
Facebook: facebook.com/AtlanticaXXII/
Twitter: twitter.com/AtlanticaXXII
Telegram: t.me/atlanticaxxii
Instagram: instagram.com/atlanticaxxii

Y suscribiros a la edición en papel  a través del teléfono (637259964 o 984109610) o el correo (letrasatlanticas@gmail.com)

Continue Reading
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

More in Información

To Top