Connect with us

Atlántica XXII

La cascada de escándalos en el PP asturiano

Destacado

La cascada de escándalos en el PP asturiano

Joaquín Aréstegui y Ovidio Sánchez en 2013 en la Junta General del Principado. Foto / Iván Martínez.

Joaquín Aréstegui y Ovidio Sánchez en 2013 en la Junta General del Principado. Foto / Iván Martínez.

El PP asturiano llevaba toda la campaña electoral escondiendo a su candidato al Senado Ovidio Sánchez, expresidente del partido y congresista durante la última legislatura. Pero no ha podido evitar que le salpique “el Caso de la Serna”. Sánchez le alquiló al candidato popular al Congreso por Segovia Pedro Gómez de la Serna una oficina en Madrid por 726 euros al mes para ejercer como abogado, con permiso del Congreso, a través de una empresa que está a nombre de su esposa. El año pasado la empresa declaró unas ventas de 30.250 euros que Ovidio Sánchez no ha aclarado, aunque declaró a los medios que sus negocios nada tenían que ver con los de Gómez de la Serna, del que es amigo.

La carrera política de Ovidio Sánchez sufrió un revés cuando ATLÁNTICA XXII desveló en su número 29, en noviembre de 2013,  que recibía sobresueldos de 6.000 euros al mes cuando era portavoz en la Junta General del Principado y presidente del partido en Asturias. Un documentado reportaje de Fernando Romero aclaraba el mecanismo por el que el propio Ovidio Sánchez hizo del Parlamento asturiano un verdadero botín, del que también se beneficiaron sus más directos colaboradores. Entre sueldo, sobresueldo y otros ingresos llegó a cobrar algún mes 9.400 euros. El dinero salía fundamentalmente de la asignación económica que cobra el PP del Parlamento autonómico.

La pretensión de Ovidio Sánchez, que también fue presidente de la Junta General, era ser eurodiputado, pero aquellas revelaciones de esta revista truncaron sus aspiraciones y el PP le ofreció ahora el cementerio de elefantes del Senado, un escaño que tendrá que ser ratificado el domingo por los electores.

Uno de los beneficiarios de aquellos sobresueldos era el entonces diputado autonómico popular Joaquín Aréstegui, ahora imputado en el Caso Aquagest, por dejarse sobornar presuntamente por la empresa de aguas. La investigación judicial le obligó a dimitir como presidente del PP de Avilés.

Los escándalos en el PP asturiano llegan hasta el Ayuntamiento de Oviedo, donde el portavoz municipal y exalcalde Agustín Iglesias Caunedo también fue imputado en el Caso Aquagest por viajar al extranjero a costa de la empresa. Tendrá que explicar en enero ante la jueza de Lugo Pilar de Lara facturas y anotaciones por esos gastos, entre las que hay una con un encabezamiento curioso: “Putas y varios”.

El PP asturiano se presenta a las elecciones coaligado con Foro Asturias, el partido fundado por Francisco Álvarez-Cascos. Las encuestas le dan como ganador.

Continue Reading
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Más en la categoría Destacado

Último número

To Top