Connect with us

Atlántica XXII

“Nuestras webs porno reciben visitas del Vaticano”

Información

“Nuestras webs porno reciben visitas del Vaticano”

Entrevistamos a Borja Mera, CEO de Techpump, la empresa asturiana que factura ya 9 millones de euros con sus contenidos para adultos

 

Rubén Llames | Periodista

@rubenllames

 

Una empresa que tiene webs que están en el TOP100 de las más visitadas a nivel mundial, que factura 9 millones de euros y consigue 3 de beneficios. Un negocio con oficinas diáfanas con vistas privilegiadas al centro de la ciudad, máquinas recreativas, sillones de masaje, comedor con fruta ecológica fresca o un anfiteatro con pantalla gigante conectado a una XBOX y donde dan charlas personalidades como Emilio Duró o Maldini. Nunca adivinarían de quien estamos hablando porque no nos referimos a Facebook ni otra de las tecnológicas de Silicon Valley, así que resolvemos el misterio. Esa empresa se llama Techpump y se encuentra en la Plaza del 6 de agosto de Xixón. En Asturias hay otro mundo laboral mejor y su CEO, Borja Mera, nos cuenta cómo llegar a él.

Si decimos Techpump, posiblemente pocos sepan quienes sois, pero si nombramos Cumlouder y Nacho Vidal entonces casi todos os localizan, aunque no lo reconozcan.
Es cierto, Techpump es la matriz de todo, la definimos como un centro de aprendizaje desde la que desarrollamos iniciativas en varios campos, pero estamos en el Top5 de páginas más visitadas de contenido adulto a nivel mundial así que es lógico que les suene más ese producto.

La empresa nace de ti trabajando con un ordenador en tu casa al más puro estilo de lo que imaginamos en los orígenes de Apple o Facebook.
En 1999 teníamos un ordenador en el salón para que lo usara toda la familia. Tenía 17 años y el ordenador sólo estaba libre por las noches, así que cuando todo el mundo se iba a la cama yo comencé de manera autodidacta a hacer páginas para compartir música. Lo hacía todo, desde programar, a diseñar, encontrar contenido y, lo más difícil, conseguir tráfico a la web. Después comencé la carrera que me pareció más lógica, Ingeniería Informática, y desde el primer día me di cuenta de que todo lo que me enseñaban estaba desfasado. En la Universidad no existía Internet y yo siempre supe que Internet iba a revolucionar el mundo.

Yo siempre supe que Internet iba a revolucionar el mundo

Descubres que el contenido adulto puede ser una buena fuente de ingresos y todo cambia. ¿Es ahí cuando pasas de ser Borjan –su apodo en internet- a Techpump?
Fue un proceso que comenzó ahí. Un día recibí una oferta para poner un banner –espacio publicitario en una web- de contenido adulto. Eran 150.000 pesetas de entonces y me cogió tan de nuevas que tuvo que facturarlo mi madre. Ahí comencé a ver las posibilidades de ese negocio y, al poco, decidí dejar la carrera.

Tu madre facturando publicidad de contenido adulto y tú abandonando la carrera. Debías ser la estrella de las reuniones familiares
Te lo puedes imaginar, pero cuando empecé a ganar más dinero que mis padres entonces comprendieron que mi decisión tenía sentido y que estaba trabajando por un futuro. También es verdad que no me dedicaba sólo al contenido adulto, seguí con las webs de música bastante tiempo.

Cuando empecé a ganar más dinero que mis padres entonces comprendieron que mi decisión tenía sentido y que estaba trabajando por un futuro

Tenéis 50 webs de contenido adulto orientadas a los diferentes gustos de cada país y trabajáis en 12 idiomas, pero en España os siguen conociendo por vuestra productora Cumlouder –juego de palabras con “Cum Laude”- y su estrella Nacho Vidal. ¿Cómo saltaste de la producción de webs a la del porno?
Descubrí un hueco, el contenido para adultos que se hacía en Estados Unidos o en Europa, no se producía en y para España. Y como no existía, había que inventarlo. Tenemos muy metido en nuestro ADN empresarial que hay que estar siempre aprendiendo y aprendimos a producir contenido adulto, aunque para decepción de quienes nos visitan, los rodajes no se realizan en nuestras oficinas (risas). Después sumamos el contenido que suben otros a través de “tubes”, una especie de Youtube del porno donde los usuarios pueden crear canales y subir vídeos. Seguimos el mismo modelo en otros país, porque hay muchas diferencias entre lo que demandan los diferentes mercados. Por ejemplo, lo que se consume en La India no tiene nada que ver con lo que nos piden en Brasil. Temáticas, apariencia física, posturas, etc y, claro, idioma.

Marca, la web española más popular, tiene 50 millones de usuarios al mes a nivel mundial. ¿En qué cifras os estáis moviendo vosotros con el contenido adulto?
Tenemos 600 millones de usuarios al mes, 20 millones de visitas al día. Nuestro tráfico viene literalmente de todos los países del mundo, incluso tenemos visitas desde la ciudad del Vaticano, pero Alemania y Brasil son los principales.

Facturáis 9 millones y tenéis un beneficio declarado de 3 millones de euros anuales, ¿para tanto da la publicidad en el porno?
Podríamos facturar más, pero no queremos porque tendríamos que meter más publicidad y hacerla mucho más invasiva y, por ahora, no lo necesitamos. Priorizamos la experiencia del usuario, que sea fácil navegar, que los contenidos carguen rápido, estén bien categorizados y que tenga la publicidad justa sin llegar a ser molesta. Es más, nuestra última web no tiene ningún anuncio. Podemos permitirnos dar sólo contenido y esperamos entrar con ella en el Top100 de las páginas más vistas del mundo, no de las webs de contenido adulto, sino de todas las webs.

Podríamos facturar más, pero no queremos porque tendríamos que meter más publicidad y hacerla mucho más invasiva

En los últimos 18 meses habéis diversificado vuestras líneas de negocio con dos iniciativas que poco tienen que ver con el contenido adulto. La más conocida es la marca de gafas Siroko.
Queremos hacer cosas que molen y entrar en sitios donde el porno no puede entrar. Siroko nace para poder explorar lo que es trabajar para el público en general, algo que no podíamos hacer antes. No sabíamos nada de gafas, ni de cómo diseñarlas, fabricarlas o venderlas, así que nos pusimos a aprender y estamos facturando ya cerca de 300.000 euros con ellas. Pero la idea no es vender gafas, es crear marca, tenemos una escuela de surf Siroko en Gijón, patrocinamos deportistas singulares como el longboarder Sergio Evans o el surfista Aitor “Gallo” Francesena y el piragüista Saul Craviotto ganó sus medallas en las Olimpiadas de Río de Janeiro con unas gafas que le diseñamos específicamente para su deporte. El otro día coincidí con el DJ Wally López en un vuelo y es posible que también colaboremos en breve, no hay límites siempre que haya conexión con lo que buscamos.

Vuestros trabajadores disfrutan de clases de surf y de inglés gratuitas, palco en el estadio de fútbol El Molinón, maquinas recreativas y sillones de masaje, oficinas en el centro de la ciudad, horario flexible… ¿Estáis seguros de que sois una empresa para Gijón o tendríais que estar en California?
Por nuestro nivel de exigencia nos cuesta mucho encontrar talento y queremos retenerlo. Bueno, retenerlo no es la palabra, queremos tratar a los trabajadores como nos gustaría que nos trataran a nosotros. ¿Qué problema hay en que, en vez de tener los típicos 20 minutos de descanso al lado de una máquina de café, los disfrutes con una partida a la Xbox o dándote un masaje? Todos somos adultos, trabajamos para cumplir nuestros objetivos y hacemos un uso responsable de los recursos de la empresa. No creemos estar ofreciendo condiciones extraordinarias, sino las necesarias para que podamos seguir creciendo.

Os recordamos que también podéis seguirnos en: 
Facebook: facebook.com/AtlanticaXXII/
Twitter: twitter.com/AtlanticaXXII
Telegram: t.me/atlanticaxxii
Instagram: instagram.com/atlanticaxxii

Y suscribiros a la edición en papel  a través del teléfono (637259964 o 984109610) o el correo (letrasatlanticas@gmail.com)

Continue Reading
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Más en la categoría Información

Último número

To Top

Centro de preferencias de privacidad

Necessary

Advertising

Analytics

Other